domingo, 14 de noviembre de 2010

Gil Scott-Heron, Spirits (1994) (a 320 kbps)


Gil Scott-Heron es un poeta, novelista, cantante y músico norteamericano, que a fines de los 60's, ya habiendo publicado una novela, "el cuervo", comenzó a realizar presentaciones y graabaciones de sus poemas, con un gran contenido de protesta social y bastante ironía, acompañado de tambores, y por momentos de algún piano, grabó poemas como, "la revolución no será televisada", y "el blanco está en la luna"; luego se encontró con Brian Jackson, pianista y flautista, con el cual grabó unos cuantos discos, todos realmente buenos, destacando, por ejemplo, pieces of a man, y winter in America.
Desde 1982, estuvo 12 años sin grabar ningún disco de estudio, para luego volver poderosamente en 1994, y luego no volver a grabar hasta el año 2010, el extraño "i'm new here", como diciendo, aquí estoy, vivo todavía.
Pero hoy voy a hablar de Spirits, disco de 1994.
Comienza con "message to the messengers", un tema hablado, ya no acompañado con tambores, como en sus épocas primigenias, sino con bajo, batería y sonidos producidos por la boca del mismo Gil, una introducción como para ponernos en un estado expectante.
Luego, el jazz denso y misterioso de "spirits", con un saxo inquietante, un piano que suena como en el viejo "winter in America", pero mas poderoso, y Gil cantando sabiamente.
Sigue la parte mas relajada del disco, tres baladas blueseras de ensueño, "give her a call, lady's song, y spirits past, y las últimas notas de teclados de ésta tercer canción, indescriptibles, solo hay que escucharlas.
Y de la parte mas relajada y ensoñada del disco, pasamos directamente a la parte mas densa y misteriosa del disco, el triple tema "the other side", que incluye en parte otra canción de Heron, "home is where the hathred is".
En "the other side" la densidad va in crescendo, paulatinamente, hasta transformarse en una especie de jazz ritual, una zapada demencial de jazz rock, que se va completamente al carajo.
Work for peace es otro recitado, un poco mas rapeado, sobre una base electrónica, donde Gil nos recuerda que su existencia es imprescindible para la existencia del rap.
Terminamos con "don't give up", una base de lo mas groovera, y un Gil Scott-Heron mitad cantando, y mitad rapeando.
Bueno, escuchemos!!!.
link en unos minutos

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo, ¿el link?


gracias

Francisco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

http://www.mediafire.com/?76y7bjp5at6lv9f

pollolpc dijo...

Buenas, acabo de empezar a recorrer tu blog, y realmente me gusta tu selección, pero por lo que realmente me he animado a comentar este disco nació al leer

"una zapada demencial de jazz rock, que se va completamente al carajo."

Estoy en trámites de escucharlo, pero me encantó encontrar a alguien que también reconoce (aunque solo sea por un disco) que toda gran obra tiene una parte en que "se van pal carajo".

Gracias por seguir manteniendo tal colección músical y perdón por tal parrafada

Óscar dijo...

Muchas gracias

un amante de la música dijo...

GRANDIOSO blog, te encontré hoy y llevo varios discos bajados

un abrazo